educar sin estres

3 Trucos para educar sin estrés y con resultados

educar sin estrésArtículo escrito por Ana Trinxet. Consulta educativa y Pedagoga en eLearning Te ayudo a planificar LA EDUCACION de tus hijos. ESTRATEGIA pedagógica y curricular. Project Manager Educativo.

Nadie nos ha preparado en el tema de la educación de los hijos, es la única profesión para la que no estamos preparados y una vez entramos… ¡ahí te lo apañes!, hemos de ir saltando vallas y aprendiendo sobre la marcha, madre mía ¡que difícil es a veces!

Pero no decaigas, no es tan difícil hacerlo bien, solo has de saber a quien tienes delante. Es como en el trabajo, si sabes a quien tienes delante tu discurso cambia, ¿no?

En este pos te voy a dar 3 pinceladas sobre la educación de los hijos que todo el mundo figura que sabe pero que va bien recordar:

  • SISTEMA (¡Un truco!)
  • TIEMPO
  • FORMA

SISTEMA

Este es un sistema que llamo “1 minuto de silencio”, es muy sencillo puedes utilizarlo independientemente de la edad que tenga tu hijo, incluso con adultos, y siempre funciona. educar sin estrés

Para utilizarlo has de tener la situación controlada, no has de estar excitada, cansada o enfadada, si es así no lo utilices por que será como meter los dedos en un enchufe te picarás seguro y saldrán chispas.

Cuando encuentras una situación que no te gusta, un comentario inadecuado, un cuarto por recoger, unas malas notas, etc. ¿Qué haces? Encolerizas, dialogas largo y tendido durante horas, intentas razonar, tomas medidas drásticas, buscas el apoyo del marido o del colegio? …. No, la respuesta y dominar la situación depende de ti.

Muchas veces de tu estado de ánimo es el que domina la situación, puede que salte todo por los aires o que, si estás más tranquila, controles la situación, pero, sin saber si lo que haces, va a tener un resultado positivo en el futuro.

Piensa cómo te gusta que te corrijan:

  • ¿Criticando tu actitud? No, te pondrías a la defensiva
  • ¿Criticando lo que has hecho mal? No, te ofenderías
  • ¿Con un sermón? A los 5 minutos habrías desconectado, ¡que rollo!
  • ¿Con vehemencia? daríamos poca importancia a lo sucedido y no hay un resultado final corregido…

Y así solemos actuar la mayoría de las veces, es desesperante, ¿cómo hacerlo?

“1 minuto de silencio” es la formula sencilla de conseguir que te escuchen y no entrar en conflicto:

con calma expones lo que no te gusta de forma directa:

  • Me han llamado del colegio que no has entregado un trabajo
  • Has llegado tarde a entreno
  • Tu cuarto está desordenado

En este momento la persona que tienes delante reacciona poniéndose alerta, como haríamos todos, es un momento en el que piensa: he hecho algo mal que no ha gustado, me he equivocado…, me han pillado… Esta reflexión no ha de durar más de 1 minuto ya que después de este minuto llegan los reproches y pensamientos negativos.

Después de este minuto de silencio o reflexión enseguida ha se llegar el refuerzo positivo, que es algo que al cerebro le encanta y escucha.

  • Es una pena que no hayas entregado el trabajo con lo bien que los haces.
  • El monitor me ha dicho que eres buenísimo, ¿qué ha pasado que has llegado tarde?
  • Eres casi perfecto en todo (¡aunque exageres!), solo te faltaría ser ordenado, ¿quieres que te ayude?

TU TIEMPO

Ya hemos oído muchas veces que es mejor calidad que cantidad, pero ¿qué significa calidad? para educar sin estrés 

Te doy 2 consejos muy sencillos y lógicos para que tu tiempo sea de calidad y puedas comprobar que lo estás haciendo bien:

Comparte con ellos momentos en común y de calma: ¡cenas y comidas es lo mejor o deportes!

Claro, aquí depende de la edad que tengan y los horarios. Pero los fines de semana prioriza hacer familia y hacer esas comidas o deportes con ellos, donde podáis hablar desenfadadamente y vea que le dedicas tu tiempo. Quedar con otras familias y sus hijos está bien, pero entonces no cuenta, has de estar a solas y en familia, con ellos.

Estos momentos son para explicar tu vida y ellos la suya, déjales que conozcan tus preocupaciones (a su nivel ¡claro!) e intereses y ellos luego comparten los suyos.

Interésate por sus intereses

¿Qué le importa a tu hijo? ¿lo sabes?  Involúcrate en su vida, mira los videos que mira él/ella, conoce lo que le gusta y lo que no, háblale de ellos, pregúntale por qué pasa tal cosa…, que cree él de…, como le gustaría…, quién hace qué ….

Dale importancia a lo que él/ella le dan importancia. Puedes dar tu opinión, ¡que con la adolescencia te criticaran seguro! Pero ahí vas educando. Lo más importante aquí es escuchar para que te escuchen.

Comprobarás que lo estás haciendo bien cuando veas que le gusta sentarse contigo ha hablar, que en las comidas la sobre mesa se alarga 1 hora, que no es difícil entablar conversación con él/ella.

FORMA

Nos quedaríamos cortos sino hablásemos de la forma.

El contacto físico es fundamental en el crecimiento humano, la estabilidad emocional y la seguridad son consecuencia de ello.

Ademas del contacto físico traducido en abrazos, es muy importante el contacto visual. Mirar a los ojos cuando te explica algo, dejar de hacer lo que estés haciendo para prestar atención y si en ese momento no puedes, se lo dices:

  • Cariño, ahora no puedo estar por ti, pero me interesa muchísimo esto que me cuentas, termino esto y vengo a hablar, ¿vale?

El abrazo es algo que hay que practicar desde bien pequeños, cada día, cuando llegan del cole, cuando se van, cuando recogen, cuando se van a dormir, ¡siempre!

¡Nadie dijo que educar fuera fácil!

¡Ánimo!

Contacto WhatsApp +34 609 62 29 94