Ponencia Dr. Agustí Barnadas; “Avances en investigación y tratamiento contra el cáncer de mama”,  en el marco del Women 360° Congress edición Cáncer y Salud de la Mujer el pasado 11 de junio en Barcelona.

Dr. Agustí Barnadas, director del servicio de Oncología del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau

 El doctor Agustí Barnadas, director del servicio de Oncología del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, fue el primer ponente del Congreso Cáncer y Salud de la Mujer, un encuentro que tuvo lugar el pasado 11 de junio. Precisamente, el recinto modernista del emblemático hospital fue el punto de encuentro del evento científico, que reunió a numerosos profesionales médicos, a pacientes oncológicos y a muchas personas que quisieron participar en una jornada que contó con cinco conferencias y dos talleres centrados especialmente en el cáncer de mama, una enfermedad que afecta a unas 50.000 mujeres en Cataluña.

Durante su exposición, Barnadas hizo un recorrido por los principales tratamientos que se han aplicado a lo largo de los años para hacer frente al cáncer de mama. “Partimos de la biología para investigar y encontrar tratamientos efectivos contra esta enfermedad, que tiene una elevada capacidad proliferativa”, explicó el oncólogo.

Para hablar de los tratamientos, Barnadas se refirió a la clasificación que varios investigadores hicieron hace más de una década. Éstos agruparon los carcinomas en cuatro grupos, según su capacidad de crecimiento y de dar lugar a metástasis. El experto citó y explicó en qué consistían algunos de los tratamientos actuales más comunes para combatir este tipo de tumores. En el caso de los tumores con amplificación del gen HER2, las estrategias consisten en combinar la quimioterapia con un anticuerpo dirigido al receptor HER2

  • Trastuzumab + quimioterapia. Este anticuerpo fue descubierto hace años en Estados Unidos y, combinado con quimioterapia, ofrece buenos resultados para erradicar la enfermedad. Esta terapia garantiza la supervivencia libre de progresión, es decir, el tiempo que tarda el tumor en aparecer, unos 8 meses.
  • Trastuzumab + pertuzumab + quimioterapia. La incorporación de pertuzumab, otro anticuerpo, supone una enorme mejoría del tratamiento y las personas sometidas a éste tienen un índice de supervivencia de más de 5 años.
  • T-DM1. Este compuesto, que combina trastuzumab y un citostático con mínimos efectos secundarios, permite a las afectadas obtener una mejor supervivencia.

Por otra parte, el reconocimiento de los mecanismos que activan las vías de señalización dependientes de los receptores de estrógeno ha planteado otras oportunidades de tratamiento, en la actualidad con una sinergia clara con fármacos que bloquean la progresión del ciclo celular.

Como retos de futuro, Barnadas destacó la importancia del papel del sistema inmunitario para reconocer las células tumorales, poderlas eliminar y una detección precoz, un factor clave para poder prever la enfermedad y los efectos terapéuticos de la misma. “El cáncer de mama es una enfermedad heterogénea cuyos tratamientos han experimentado un gran avance gracias a la tecnología y, ahora, lo interesante es aplicar una medicina personalizada, con menos efectos secundarios para el paciente”, concluyó el oncólogo.