Artículo Patrocinado.

 Distintos usos de la homeopatía para la mujer y sus trastornos más comunes

La homeopatía es un método terapéutico cada vez más demandado en la sociedad actual y las mujeres son uno de los grupos poblacionales que más lo emplea. De hecho, el I Estudio de conocimiento y uso de la Homeopatía (2010-2011), muestra que las mujeres utilizan homeopatía más que los hombres en todos los tramos de edad, y en particular entre los 30 y 50 años. De modo, que esta terapia médica tiene una buena aceptación entre la comunidad femenina.

La homeopatía tiene distintas aplicaciones en los trastornos comunes de las mujeres. Por ejemplo, esta terapéutica es eficaz para el abordaje de uno de los trastornos más frecuentes del sexo femenino, los dolores menstruales. En concreto, ayuda a mitigar el dolor y a reducir la fatiga que pueden presentarse durante la menstruación.

Las infecciones urinarias o cistitis suelen ser frecuentes en el sexo femenino. Para evitar su aparición y espaciar su repetición, los medicamentos homeopáticos ayudan a estimular la capacidad de reacción natural del organismo frente a las agresiones externas que pueden desencadenar este trastorno.

Otro de los problemas de salud común entre este sexo es el relacionado con una mala circulación sanguínea, es decir, las varices y las hemorroides. Los medicamentos homeopáticos ofrecen también una opción eficaz para paliar estas complicaciones.

Por otro lado, cabe destacar que la ansiedad ocasional suele ser más propia de este grupo de población, aunque no exclusiva, aunque lo cierto es que las mujeres son las que más acuden por este motivo a las consultas de los especialistas médicos. En estas situaciones, los medicamentos homeopáticos resultan útiles para reducir estados de nerviosismo, ansiedad y trastornos del sueño asociados sin afectar a la capacidad de concentración ni a la conducción y sin producir trastornos intestinales.

Esta disciplina médica puede emplearse también en las distintas etapas relacionadas con la maternidad: embarazo, parto, postparto y crianza. Según el estudio citado, el 25 % de los usuarios señalan que recurren a los medicamentos homeopáticos porque pueden emplearse durante el embarazo. Además, en el momento del parto, la homeopatía puede ayudar a disminuir estados de nerviosismo y estrés previos al momento de dar a luz, y a la buena marcha del proceso de dilatación.

En el postparto, la homeopatía se usa para la recuperación, para ayudar a estimular la subida de la leche y es de utilidad también en el caso de que se produzca depresión postparto.

Otra de las etapas característica de la mujer es la menopausia. Los sofocos constituyen uno de los síntomas que más suelen manifestarse en este periodo, y la homeopatía es una opción más que puede contribuir a mejorar el bienestar de quien sufre estas molestias.

Los medicamentos homeopáticos son de venta exclusiva en farmacia y no se han descrito efectos adversos asociados a su toma. Si tienes cualquier duda respecto a los mismos lo más recomendable es que resuelvas tus preguntas con un profesional de la salud.

Si quieres saber más sobre cómo cuidar de ti y de los tuyos con homeopatía, para qué utilizarla, escuchar la opinión de otras personas que ya la han probado etc, una forma fácil de hacerlo es suscribiéndote al boletín online gratuito ¡Suma Salud!. Este boletín lo elabora Laboratorios BOIRON, un laboratorio familiar e independiente líder en la fabricación y distribución de medicamentos homeopáticos en más de 80 países. Los medicamentos BOIRON son útiles en un amplio abanico de patologías, tanto agudas (gripes, toses, diarreas, etc.) como crónicas o de difícil tratamiento (alergias, dermatitis, asma, etc.) e incluso como complemento en cuidados paliativos (náuseas, ansiedad y trastornos del sueño). Laboratorios BOIRON cuenta además con 4.000 trabajadores en todo el mundo y sus medicamentos son de venta exclusiva en farmacias.