Parece que (por fin) llega el buen tiempo, el verano está a la vuelta de la esquina y ahora, más que nunca, apetece retomar o intensificar nuestra actividad deportiva favorita.

Sea un buen partido de pádel con los amigos, correr un rato cada día o darlo todo en la clase de spinning… El deporte es sin duda algo importante en nuestro estilo de vida actual, y nuestro cuerpo y alimentación deben estar a la altura.

La SENC (Sociedad Española de Nutrición Comunitaria) incluye la actividad física en la base de su nueva pirámide nutricional y nos plantea como objetivo la práctica de 60 minutos diarios de actividad física de intensidad moderada, o su equivalente de 10.000 pasos al día.

Los beneficios que nos aporta el deporte son múltiples, y entre ellos podemos mencionar:

  • Mejora la condición respiratoria.
  • Fortalece el sistema inmunológico.
  • Disminuye el riesgo de desarrollar hipertensión y problemas cardiovasculares.
  • Aumenta la fuerza y la resistencia, así como la movilidad en personas de edad avanzada.
  • Aumenta la autoestima y minimiza los síntomas de la depresión y el insomnio.

Para ayudar a nuestro cuerpo a dar el máximo a la hora de hacer deporte, es importante conocer a dos aliados que pueden ayudarnos a combatir el cansancio y el calor, para que nada nos impida seguir manteniendo el ritmo: el magnesio y el potasio.

¿Qué son el Magnesio y el Potasio?

El magnesio es un mineral casi omnipresente en nuestros procesos biológicos, ya que activa y regula la energía celular.
Entre muchas funciones, impacta en el sistema nervioso, en la presión arterial, en el sistema inmune, participa en la síntesis de ADN y de la proteína y activa la reproducción y regulación de la función de los músculos.
También es importante mantener los niveles de potasio en nuestro cuerpo, una sustancia que perdemos fácilmente al sudar, y cuya función ayuda a mantener el equilibrio del agua y el equilibrio osmótico entre las células.

El potasio es fundamental para el movimiento, los ejercicios musculares y cualquier actividad física. Se recomienda un consumo diario de 4700 mg.

¿Dónde los podemos encontrar?

Consumir alimentos como el chocolate negro, frutos secos, semillas, harinas y arroces integrales, legumbres y verduras de hojas verdes ayuda a conseguir la ingesta de magnesio recomendada a diario, que son 375 mg, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En el caso del potasio, una vez más, una dieta a base de productos frescos, equilibrada y saludable, puede ayudar a obtener las cantidades adecuadas de potasio diarias.
Algunos alimentos que tiene un alto contenido de potasio son hortalizas como el tomate, espinacas y calabazas, frutas como los cítricos, el plátano y el kiwi, además de las nueces y el pescado.
Además, complementar una alimentación adecuada con un suplemento nutricional en ciertos momentos puede ayudar a contar con una ayuda extra para nuestra actividad física.

Un buen ejemplo es el complemento alimenticio Leotron Magnesio + Potasio, que además de dichos elementos también contiene las Vitaminas B1, B6 y C, contribuyendo a mejorar el tono muscular, combatir los calambres, disminuir el cansancio y a formar colágeno.

Publicidad