El pasado mes de octubre celebramos la 5ª edición del Women 360º congress. Se realizaron diferentes mesas y en este artículo os presentamos la mesa redonda Bienestar Emocional, moderada por la Dra. Marina Geli en el Women 360º Congress, contó con ponentes como la Dra. Mª Asunción Peiré, Doctora en medicina y cirugía, abogada y farmacóloga pediátrica en el Institut Català de la Salut; el Dr. José Alegre, director de la Unidad de Tratamiento de SFC en el Hospital Vall d’Hebron y Marc Fortes, coordinador de “Enfermera Virtual” en el Colegio Oficial de Enfermeros y Enfermeras de Barcelona.

Dra. Mª Asunción Peiré

La primera en intervenir fue la Dra. Mª Asunción Peiré, que dedicó su ponencia al estrés emocional. Peiré respondió a tres preguntas: ¿por qué tenemos estrés patológico en el siglo XXI? ¿qué consecuencias se derivan del estrés emocional? ¿Podemos hacer algo para tratarlo o, mejor, para prevenirlo?

Según la Dra. Peiré, actualmente sufrimos de estrés patológico debido a los muchos conflictos personales y profesionales que vivimos. A estos hay que sumar:

  • Un entorno inseguro, con mucha agresividad social.
  • Contaminación lumínica y sonora, que alteran el sueño y provocan enfermedades oculares.
  • Una nutrición marcada por micro carencias de minerales, aminoácidos esenciales y antioxidantes naturales, ya que se cultiva en suelos empobrecidos.
  • Una alta exposición a tóxicos como medicamentos, tabaco, alcohol, contaminación, plásticos, metales pesados o radicaciones.

Las consecuencias de este estrés emocional son una serie de hormonas que, a pesar de que son necesarias, cuando su liberación se prolonga en el tiempo pueden ser perjudiciales. Además, se crean Radicales Libres que provocan daños en el sistema cardiovascular, la piel o a nivel neuropsiquiátrico. Según la Dra. Peiré, otra de las consecuencias del mantenimiento en el tiempo del estrés emocional son las enfermedades autoinmunes y digestivas o, incluso, el cáncer. Finalmente, se sabe que muchas depresiones son una inflamación del sistema nervioso central y se pueden solucionar disminuyendo los niveles de estrés.

El ejercicio físico regular adaptado a las condiciones físicas de cada uno, aprender a gestionar las emociones, una dieta saludable y dormir bien son claves para prevenir el estrés patológico. Además, la Dra. añadió que se podían tomar suplementos nutricionales para suplir las carencias y prevenir las enfermedades inflamatorias crónicas. En este sentido, habló de los beneficios sobre la salud que tienen determinados hongos. Entre ellos:

  • Reishi: este hongo tiene unos principios activos (germanio y magnesio) con propiedades únicas. Actúa como regulador hormonal, tanto para hombres como para mujeres; es antioxidante; ayuda a conciliar el sueño y a estar activo por la mañana; proporciona equilibrio emocional y es beneficioso para la piel.
  • Shitake: controla los niveles de colesterol y tiene propiedades antimicrobianas en la cavidad bucal.
  • Maitake: tiene un efecto paliativo de los efectos secundarios de la quimio y la radioterapia y regula en síndrome metabólico.
  • Melena de León: actúa a nivel de todo el tubo digestivo y del sistema nervioso central. Mejora las habilidades cognitivas y se usa para tratar síntomas depresivos.
  • Champiñón del sol: mejora el sistema inmunológico.
  • Cordyceps sinensis: estimula la síntesis de estrógenos en el hígado y los vasos sanguíneos, controla los síntomas de la menopausia y tiene un papel importante en la fertilidad masculina.
  • Corioulus Versicolor: tiene propiedades antivirales y puede revertir el virus del papiloma humano.

La Dra. Peiré acabó su ponencia afirmando que las enfermedades están cambiando y no se puede seguir practicando la misma medicina que se practicaba hace unos años. Los tratamientos están cambiando y la suplementación no es un capricho, sino una necesidad biológica del siglo XXI.

Dr. José Alegre

A continuación, el Dr. José Alegre, en su ponencia “El impacto de la fatiga en la empresa”, habló sobre cómo esta enfermedad afecta a la vida personal, social y laboral de las personas. Su disertación empezó matizando que, en realidad, no deberíamos hablar de fatiga, sino de astenia, aunque es el primer término el que se haya popularizado. Sea como sea, no se trata de estar cansado, sino de una sensación de agotamiento que afecta tanto a nuestro sistema periférico como al central. Cuando esta sensación se prolonga en el tiempo es cuando hablamos de problema de salud y se debe acudir al médico.

En este sentido, aunque hace tres años que el Instituto Americano de Salud concluyó que la fatiga era una enfermedad biológica, actualmente muchos profesionales de la salud siguen considerándola una enfermedad psicológica. Esto demuestra que aún es una patología muy desconocida, lo que explica que un 10% de los pacientes que acuden a consulta por cansancio extremo acaben con un diagnóstico que contiene la expresión “idiopático”, es decir, de origen desconocido.

El Dr. Alegre señaló que, hoy en día, hay 2.200 enfermos con síndrome de fatiga crónica y cerca de 200 enfermos que, tras sobrevivir al cáncer, la han desarrollado. Además, también afecta a niños y adolescentes y, de hecho, en muchos países esta enfermedad es la primera causa de fracaso escolar.

A continuación, el doctor se centró en mostrar la gran prevalencia de la enfermedad en las mujeres, dijo que más de la mitad de los pacientes lo son – de cada 10 pacientes, 9.5 son mujeres. El perfil más común es una mujer de más de 40 años que no trabaja (70%) a pesar de que la mitad tienen estudios superiores. Antes de la enfermedad no suele tener antecedentes patológicos, pero sí familiares. Son personas muy exigentes y perfeccionistas.

En cuanto a la afectación, según el Dr. Alegre, la calidad de vida de las pacientes se ve muy afectada, si el rol físico sano está por encima de 80, el de los enfermos de SFC no supera el 4. Son pacientes que no tienen un sueño reparador, ya que su ritmo circadiano está alterado, y eso afecta a sus capacidades cognitivas – memoria, concentración, baja capacidad de aprendizaje, etc. El 40% sufre apneas del sueño, a nivel muscular sufren de dolores y espasmos y les falla el sistema vegetativo. Su sistema inmunitario también sufre alteraciones graves.

Además, la fatiga crónica está acompañada de una serie de fenómenos comórbidos como son la fibromialgia (76%), el síndrome seco (71%), la endometriosis, el síndrome mandibular, hipo/hipertiroidismo, hiperlaxitud, colesterol alto, deficiencia vitamina D, psicopatología (76%) o síndrome metabólico.

El Dr. Alegre terminó su ponencia explicando que, en ciertas empresas u organizaciones, se han descrito epidemias de fatiga crónica lo que podría estar relacionado con el síndrome del edifico enfermo.

 

Sr. Marc Fortes

El último ponente en participar en la mesa redonda fue Marc Fortes, coordinador de “Enfermera Virtual”, la aplicación del Colegio Oficial de Enfermeros y Enfermeras de Barcelona que, recientemente, ha sido acreditada por la Fundación TIC Salud y que se encuentra en el Top Ten de Apps de salud elaborado por la Fundación ISIS. A nivel global, la aplicación recibe más de 40.000 visitantes al mes.

El Sr. Fortes centró su exposición en el bienestar emocional y digital y empezó definiendo en qué consistía la digitalización: convertir una representación analógica en una representación digital.

En el ámbito de la salud, las aportaciones se ciñen a la digitalización de datos clínicos y de imagen diagnóstica. Marc Fortes, en su ponencia, puso en duda si podría llegar a digitalizarse el contacto humano. Dijo que existían aparatos que permitían transmitir el feedback del médico a un paciente situado en otra ubicación. Sin embargo, señaló que existían dudas razonables.

A continuación, argumentó que se está digitalizando de cualquier manera y, que, como consecuencia, los profesionales de la salud recibían soluciones que, después, no podían utilizar. Puso como ejemplo el proyecto Zero Mother Die, que tiene como objetivo controlar la mortalidad perinatal en varios países a través de teléfono móvil. Cuando el proyecto empezó vieron que ninguna mujer respondía. Se encontraron con el problema de que sus maridos les quitaban los móviles porque pensaban que ellas no sabrían cómo usarlos. La solución que se encontró fue hacer el teléfono de color rosa.

Otro de los temas que apuntó Marc Fortes fue que, hoy en día, la mayor parte de decisiones sobre salud se están tomando fuera del sistema y la información no se busca en los sitios más adecuados.

Finalmente, señaló que debemos aprender a priorizar los inputs que nos llegan a través del móvil y que ser flexible es muy importante en el mundo digital para no chocar con las novedades que van surgiendo.