Ponencia Dr. Cristian Ochoa; “El tratamiento psicológico durante el cáncer: construir una experiencia saludable en la enfermedad”, en el marco del Women 360° Congress edición Cáncer y Salud de la Mujer el pasado 11 de junio en Barcelona.

Dr. Cristian Ochoa, psicólogo del Instituto Catalán de Oncología (ICO)

El bienestar emocional es un elemento esencial cuando alguien se encuentra en tratamiento por un cáncer. Esta idea fue el punto de partida de la ponencia liderada por el doctor Cristian Ochoa, psicólogo del Instituto Catalán de Oncología (ICO), que habló sobre la importancia y los efectos positivos que tiene el tratamiento psicológico durante un proceso tan duro.

“A diferencia de lo que ocurre con otras enfermedades, en el cáncer, la amenaza se dirige al futuro, hacia una posible recaída, y esa idea bloquea a quien lo sufre”, explicó Ochoa. En su discurso, el psicólogo insistió en la necesidad que tienen los pacientes con cáncer de comunicarse, explicar su experiencia y ser escuchados, ya que una tercera parte de ellos sienten un malestar emocional y “entre el 50 y el 90% de los afectados experimentan un replanteamiento vital, es decir, sienten la necesidad de revisar su vida”.

Un tratamiento psicológico es una vía efectiva para liberar esa angustia y recuperar el bienestar emocional y personal, tan necesario para cualquier persona y sobre todo para quienes viven una experiencia tan complicada. “El problema es que sólo el 5% de los enfermos pueden acceder actualmente a un tratamiento psicológico público de calidad”, alertó Ochoa.

Desde el 2005, los tratamientos en grupo han sido los más habituales a la hora de recibir apoyo psicológico durante la enfermedad. Sin embargo, a partir del 2012 ha habido un cambio de paradigma en el tratamiento psicológico de los supervivientes de un cáncer. “Se ha pasado del grupo a la comunidad virtual, es decir, a que los pacientes reciban un soporte psico-social a través de Internet y a la existencia de grupos de tratamiento por multivideoconferencia”, apuntó el psicólogo. “En el enfoque clásico -añadió-, el paciente lucha para que la enfermedad no le cambie y el tratamiento psicológico le ayuda a controlar el malestar emocional. Sin embargo, este nuevo enfoque pretende que el superviviente de un cáncer aprenda a valorar otras maneras de verse a sí mismo y a los demás y el tratamiento está orientado hacia la búsqueda de cambios vitales positivos que den respuesta a las preguntas que la propia enfermedad le plantea”.

En los tratamiento psicológicos que el ICO lleva a cabo desde hace una década, han participado más de 400 personas en las más de 1.000 sesiones grupales realizadas. El 80% de las asistentes ha reducido su malestar psicológico, un hecho que constatan sus parejas y familiares. “Aunque aún están pendientes de publicación, los resultados de estas terapias indican que quienes acuden a ellas tienen menos posibilidades de una recaída y reducen el tiempo de reincorporación laboral”, informó Ochoa.

En cuanto al uso que de la Red hacen las supervivientes de un cáncer de mama, el psicólogo destacó que el 89,8% utiliza Internet, sobre todo webs oficiales y redes sociales, para buscar información sobre su enfermedad, y concluyó la conferencia avanzando que el ICO está a punto de lanzar una web con experiencias personales de profesionales y personas afectadas por ese tumor, y “ofrecerá videoconferencias igual de potentes que las terapias presenciales”.