Ponencia Dra. Pilar García Muret; “Atención dermatológica al paciente oncológico”,  en el marco del Women 360° Congress edición Cáncer y Salud de la Mujer el pasado 11 de junio en Barcelona.

Dra. María Pilar García Muret, dermatóloga del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, UAB, de Barcelona

La doctora María Pilar García Muret, dermatóloga del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, centró su ponencia en la importancia de prevenir y tratar las alteraciones cutáneas que se producen durante y después de un tratamiento oncológico para intentar mantener la piel en buen estado.

“Existe una gran toxicidad cutánea tras la quimioterapia, que se manifiesta en alteraciones en la piel, las uñas, el pelo y las mucosas”, manifestó García Muret. Según la dermatóloga, en la última década se han desarrollado nuevas y efectivas terapias para erradicar el cáncer, pero éstas también conllevan muchos efectos cutáneos adversos, como reacciones foliculares, prurito, reacciones en palmas y plantas a veces acompañadas de callosidades que pueden implicar problemas para caminar, piel seca y escamada, dermatitis y fisuras. “A veces, reduciendo la dosis de los fármacos administrados se puede controlar la toxicidad cutánea, que al principio suele aparecer en la cara y, después, en las manos y los pies”, matizó.

En algunas ocasiones, después de un tratamiento con quimioterapia (que produce alopecia en el 60% de los casos y provoca que al 5% de quienes lo reciben no les vuelva a crecer el pelo) también “se produce un mayor crecimiento de las pestañas, un aumento del vello corporal, hiperpigmentación y despigmentación y cambios en el color de la piel, que tiende a ser más amarronada y a tener manchas”.  

El  Hospital de la Santa Creu i Sant Pau está llevando a cabo el programa ProADO (Programa de Atención Dermatológica al Paciente Oncológico), un programa pionero educativo y preventivo que pretende mantener la calidad de vida de los pacientes oncológicos. El paciente después de visitarse con el oncólogo, que es quien decide qué tratamiento ha de llevar, se visita luego con el dermatólogo, que le informa e indica cómo paliar los efectos secundarios del tratamiento y recomienda al paciente pautas como éstas:

  • Lavar la cara cada día con jabón antiséptico (ampliar a otras zonas con reacción folicular)
  • Utilizar siempre fotoprotectores solares de más de 50 y maquillaje oil-free si precisa
    • Evitar lavarse las manos con frecuencia. Usar guantes de algodón como protección para las tareas del hogar
    • Usar jabón suave para lavado corporal, duchas con agua tibia, cortas. Aplicar crema hidratante en cuerpo y extremidades incluidas las uñas, al menos una vez a la semana
    • Llevar zapato cómodo y acudir a podólogo si existen alteraciones previas en las plantas de los pies, antes de iniciar la quimioterapia
    • Usar cepillo de dientes muy suave
    • Se recomienda máquina de afeitar eléctrica
  • No usar productos que contengan áloe vera o alcohol
  • Prevenir el calor y la humedad excesivos

Con la colaboración de Laboratorios Avene.