SESIÓN 1: Empresa, mujer, logros y retos
28 noviembre, 2014
SESIÓN 3: Prevención, Salud laboral, Salud sexual y reproductiva
28 noviembre, 2014

SESIÓN 2: Liderazgo, creencias y valores

“Retos de la formación en la Alta Dirección”.
Esther Sánchez Torres, Dra. en Derecho ; experta en Derecho del Trabajo y Gestión Pública.

 

La formación técnica-formal no es una carencia de las mujeres directivas aunque las políticas de formación son un elemento clave del ecosistema de la diversidad, la igualdad y la no discriminación. La formación –tanto de hombres como de mujeres- debe estar orientada a la promoción y a la productividad.

Los retos de la Alta Dirección son:

1. Saber más; especialmente en la gestión del entorno.
2. Estrategia.
3. Estructura.
4. Sistemas operativos.
5. Personas.
6. Estilos de trabajo.
7. Valores compartivos.
8. Comptenecias de las personas.

La Formación Directiva es importante en el desarrollo empresarial de la transversalidad; sobretodo en un contexto de enorme competitividad y cambio constante. Un elemento clave es coordinar bien el conocimiento y el poder. Saber gestionar los conocimientos del equipo para gestionar competencias y evitar la institucionalización de estereotipos. La necesidad e importancia de la formación constante de los cargos directivos es un factor que ya se produce en nuestras empresas; de hecho, el 45% de los managers reciben formación en su puesto de trabajo.

El reto es concienciar de la necesidad de la atracción y retención de los talentos. Sin un proceso de reorganización del trabajo no pueden haber buenas políticas de formación. En muchas empresas siguen existiendo los estereotipos en las formas del desarrollo de la actividad laboral y profesional.

Al hablar de formación nos estamos refiriendo siempre a la formación tanto para hombres como para mujeres. Se ha demostrado que, la formación sólo para mujeres directivas, las estigmatiza; ya que crea una discriminación positiva que hace que los hombres las perciban como una amenaza. Además, dicha formación debe perseguir el mismo fin: afianzar el liderazgo de estos directivos/as y aprender a gestionar a las personas que tienen bajo su responsabilidad.

Los retos de las empresas son: formación continuada; formación directiva y mantener políticas orientadas a la igualdad.


“Asesoramiento estratégico para adaptación a nuevas responsabilidades”.
Pilar Gómez-Acebo, Presidenta de Honor de la Federación de Empresarias FEDEPE.

 

En España hay un total de 3.195.000 empresas; la mayoría pymes. Del total de trabajadores, se calcula que el 83% sufre desafección laboral; es decir, no están satisfechos con su puesto de trabajo. Este es uno de los principales problemas que hay que resolver para que la economía vuelva a crecer.

Con la crisis económica, hemos pasado de la economía de tonel a la economía de reloj de arena. Con la primera todo se vendía. En la segunda son los propios usuarios y consumidores quienes definen qué les interesa y qué no. Hasta ahora el objetivo de muchas empresas era conseguir beneficios de forma rápida. Pero este modelo no ha funcionado, nos ha llevado a la crisis. La opción de futuro ha de ser generar riqueza y bienestar para todos, establecer unas bases para que todo el mundo gane. Debemos ir hacia una economía de las relaciones ygestión de los intangibles.

La base de esta teoría de la importancia de los intangibles es la Pirámide de Maslow.

piramide

El éxito es proporcional a las horas que nos dedicamos a nosotros mismos. Debemos aprender a gestionar “el ser” antes de gestionar “el tener”. Las características de un líder de éxito son:

1. Sabe escuchar.
2. Valora las ideas de los otros.
3. Es digno de confianza.
4. Comunica bien y es un buen coach.

Los empresarios y empresarias deben empezar a dar valor a los intangibles; sobretodo a la confianza, la experiencia y la actividad. Esta es la asignatura pendiente de las empresas, ¿qué son las personas para las empresas?; ¿coste o inversión?. La respuesta debería ser inversión; saber crear un “nosotros” dentro de la estructura de la empresa.

Para lograr ser una buena líder hay un decálogo a seguir:

1. Crea networking.
2. Genera visibilidad.
3. Entra en círculos de influencia.
4. Piensa en tí mismo.
5. Acepta la incertidumbre.
6. Corre riesgos.
7. Sé un poco “impostora”.
8. Piensa en pequeño pero actúa en grande.
9. No te angusties.
10. No asumas responsabilidades sin la respectiva cuota de responsabilidad.
11. Ríete de ti misma.