tomar decisionesPor Irene Lara. Impulsora de personas y proyectos. Apotheek Pharma Consulting.

18 años dedicada al mundo de la comunicación, el marketing y las ventas en el sector farmacéutico. Actualmente me dedico a acompañar a personas y a empresas en su proceso de transformación y desarrollo.

Tiempo de lectura: 4 min

Siempre me ha parecido que tomar decisiones es como correr una carrera de obstáculos. Nos topamos con dudas, con alternativas, con distintas partes implicadas, con las obligadas interacciones interpersonales… situaciones que hacen de la toma de decisiones un proceso de pensamiento muy complejo y a la hora vital.

Complejo porque cada vez que nos enfrentamos a una decisión ponemos en juego los resultados y vital porqué con cada decisión tomada ponemos en riesgo nuestro bienestar emocional.

Y es que estamos tomando decisiones todo el tiempo. Cada día. Y lo cierto es que la incertidumbre del momento actual ha añadido velocidad a esta carrera y una necesaria reducción de los tiempos de reacción. Tener que dar con la mejor decisión en el menor tiempo posible, hace que se acrecienten aún más las inseguridades que emergen alrededor de la toma de decisiones.

Entonces, ¿cómo podemos tomar decisiones con mayor seguridad?

Necesitamos una herramienta eficaz que nos garantice obtener toda la información necesaria para asegurar el éxito de nuestra decisión.

Una herramienta que nos permita acceder a la totalidad de la información visible y también a la no visible, es decir, a aquella información que no es tan obvia y que en muchas ocasiones no la tenemos en consideración.

¿Un reto? Sí. Pero alcanzable.

Mi propuesta pasa por actualizar nuestra forma de tomar decisiones. Darnos el permiso para diseñar, generar y construir un nuevo modelo en el que nosotras, nuestros equipos y las organizaciones podamos tomar consciencia y atender a “toda” nuestra realidad como primer paso del proceso de toma de decisión.

Para hacerlo, te sugiero una herramienta recientemente aparecida en el mundo del desarrollo y la transformación que amplía considerablemente las perspectivas en este campo, me refiero a la Facilitación Sistémica.

La Facilitación Sistémica parte de que lo más obvio no siempre es la solución. El trabajo sistémico consiste en considerar, analizar y estudiar los diferentes elementos que intervienen en un sistema (equipo, departamento, colectivo…) con el fin de entender cómo funciona cada una de las partes y por lo tanto el funcionamiento de la totalidad. Una vez entendido este funcionamiento, podemos aceptar y respetar la realidad. “Lo que es, es”. Para hacerlo, es necesario traer a la luz toda esa realidad, incluyendo esa información no visible; hacer consciente lo inconsciente.

 Puede sonar complicado, algo complejo… pero es mucho más sencillo que todo esto.

¿Qué puede hacer por nosotras la Facilitación Sistémica en tomar decisiones?

  • Tener acceso a más información de manera más rápida.
  • Aumentar la información e incrementar su calidad.
  • Acceder a una mayor profundidad de indagación.
  • Dar voz a todas las partes implicadas.
  • Conectar con los puntos ciegos de la información.

 

Siempre pienso que las cosas toman sentido cuando se viven, por eso quiero compartir contigo un ejercicio práctico con el que vivenciar un proceso de tomar decisiones con enfoque sistémico.

Para ello te animo que busques un espacio amplio dónde poder diferenciar 3 espacios en el suelo, puedes hacerlo utilizando post-it’s o folios que identifique bien cada área. Ubica en medio de estos espacios un folio en el que hayas escrito la decisión que debes tomar. Una vez el escenario creado, sigue estos pasos:

Paso 1 – Identificar a los involucrados:

El primer paso tiene como objetivo conectarte con las personas que directa o indirectamente están involucrados con la decisión a tomar, para posteriormente poder mantener un diálogo con ellos.

Empieza entrando físicamente en un primer espacio aleatoriamente, deja que tu cuerpo decida por ti y con ese impulso ubícate físicamente encima del folio o post-it’s para generar una conexión con ese espacio y una llamada a la intención. A continuación, hazte la siguiente pregunta:

¿A quién está afectando esta decisión?

Date un tiempo para reflexionar (son mis clientes, son mis compañeros, es mi equipo,  es el CODIR, cuáles son los stakeholders…). Cuando consideres que tienes la o las respuestas escríbelas en el folio o en post-it’s para identificar con claridad este primer grupo de interés.

Una vez finalizada esta primera conexión. Sal de este espacio y entra en el siguiente, el movimiento corporal de cambio de posición permite dejar atrás la energía del primer lugar, los pensamientos generados en él y sus conexiones facilitándote así un mejor vínculo con el siguiente. Una vez dentro, hazte esta pregunta y escribe en el folio las respuestas que aparezcan:

¿Quiénes son las personas que más saben sobre este tema?

Sal de este espacio y ubícate en el tercero. La pregunta que te sugiero aquí es la siguiente:

¿Hay alguien que pueda traer algo que ayude a que se tome una decisión más inclusiva?

Una vez hayas identificado los 3 grupos de interés, vuelve a la posición central ubicándote encima del espacio de decisión. Ofrécete unos minutos para mirar las respuestas de cada espacio y tomar consciencia del peso e importancia de estos grupos de influencia.

Paso 2 – Dar voz, generar conversación.

Este paso tiene como objetivo el dar voz a todos los involucrados y recoger cada uno de los aspectos relevantes que te ayuden a mejorar la calidad de la decisión e incrementar la seguridad en la misma.

Para ello, entra de nuevo y por orden en cada uno de los espacios, ponte en la piel de la o las personas que hayas reconocido en cada grupo y hazte estas preguntas. Pon atención en responder partiendo de cómo ellas pensarían dejando de lado tus pensamientos y posibles juicios:

  • ¿Si fuera mi responsabilidad qué decisión tomaría?
  • ¿Qué puedo aportar para facilitar esta decisión?
  • ¿Qué no se está diciendo que es importante saber?

Añade aquí cualquier pregunta que te falte.

En cada espacio, apunta en post-it’s los mensajes y respuestas que te está entregando cada miembro.

Una vez hayas pasado por los 3 espacios, vuelve a la posición central y conecta de nuevo con la decisión a tomar, observa los mensajes y aportaciones de cada grupo y realiza los ajustes que consideres necesarios para asegurar tu decisión.

tomar decisiones

Las ventajas que la Facilitación Sistémica nos ofrece son entre otras: una perspectiva amplia y profunda del problema, un acceso rápido a la información, un diagnóstico eficaz de la realidad no visible y también activa el sentido de pertenencia, la participación, el cuidado y el compromiso, desarrolla la sabiduría colectiva y fomenta la aparición de soluciones que todos sientan como propias.

Si estás interesada en conocer más sobre las aplicaciones de la Facilitación Sistémica y de los beneficios para ti y tu organización, déjanos tu email y te ampliaremos información.

Desde Apotheek Pharma Consulting tenemos el compromiso de dar visibilidad al talento femenino para construir una sociedad plural e igualitaria.

Estaremos encantados en ayudarte con la máxima celeridad, porque vuestras necesidades son nuestras necesidades, llámanos: +34 93 737 65 62. www.apotheekconsulting.com