Qué significa crear marca personal para las directivas y empresarias.
27 septiembre, 2018
Mesa redonda Bienestar Emocional de la 5ª edición del Women 360º congress
3 enero, 2019

CONVERSACIÓN – LIDERAZGO EN SECTORES CIENTÍFICOS Y TECNOLÓGICOS

La última edición del Women 360º Congress contó con una mesa redonda sobre liderazgo en sectores científicos y tecnológicos. En ella, participaron Caterina Biscari, directora de ALBA Sincrotrón, y Josep Miquel Piqué, presidente de la Asociación Internacional de Parques Científicos y Tecnológicos.

Ambos coincidieron en que era vital para la sociedad despertar más vocaciones científicas y tecnológicas, especialmente entre las mujeres.

Poniendo como ejemplo el Sincrotrón –  la mayor estructura científica de España – Biscari mencionó algunos datos: en el equipo directivo ella era la única mujer en una directiva formada por una decena de hombres y solo un 27% del equipo eran mujeres. Sin embargo, en el equipo científico esta cifra subía hasta el 40% gracias a la Biología, una carrera con una fuerte presencia femenina.

Por todo ello, Caterina Biscari insistió en la importancia de transmitir la necesidad de que haya más estudiantes mujeres en las carreras científicas y tecnológicas. La ciencia debe dejarse de percibir como algo frío, ya que en ella tiene un gran peso específico la sensibilidad, no solo la lógica. No se trata tanto de frialdad, sino de capacidad de organización. Al fin y al cabo, las emociones son siempre una parte muy importante en cualquier ambiente laboral. En este sentido, Biscari explicó que el Sincrotrón tiene un programa de divulgación que busca promover las vocaciones científicas femeninas transmitiendo a las niñas la idea de que trabajar en ciencia es interesante, divertido y útil. Este último concepto para ella es fundamental porque, normalmente, las mujeres se inclinan más por estudiar carreras percibidas como útiles para las personas y la sociedad.

Por su parte, Josep Miquel Piqué puso el acento en quién está detrás de toda esa tecnología que está ocupando todos los aspectos de nuestra vida, quién es el encargado/a de programarla. Afirmó que estamos creando un nuevo tsunami de tecnología que transformará la sociedad, la economía, y quien programe esas nuevas tecnologías tendrá una gran influencia.

En el ámbito de la programación, continuó Piqué, existe una gran falta de mujeres y eso provoca un sesgo enorme que ocasiona una pérdida de sensibilidad, ya que las codificaciones pueden responder a lógicas sin perspectiva de género. Por eso es vital que se vaya incorporando gente lo más diversa posible a los equipos de programación y se haga ya. “No esperemos a que el futuro nos llegue a transformar”, dijo Piqué. “Debemos transformarlo hoy”.

Caterina Biscari terminó su aportación afirmando que la conciliación entre vida personal y profesional en la investigación es posible, pero que implica un gran esfuerzo. Los dos ámbitos son compatibles, pero debe haber un modelo de sociedad que los compatibilice. “El peso debe ser compartido entre hombres y mujeres”, aseguró.

 

FEMINIDAD, SEXUALIDAD AFECTIVA Y SALUD ÍNTIMA

La mesa redonda sobre feminidad, sexualidad afectiva y salud íntima del Women 360º Congress, moderada por la escritora y periodista Roser Amills, contó con la participación de la Dra. Inmaculada García, licenciada en medicina y cirugía y coordinadora del Máster en Medicina Estética y Bienestar del CoMB-UB; la Dra. Francisca Molero, sexóloga clínica y ginecóloga y codirectora del Instituto de Sexología de Barcelona y presidenta de la Federación Española de Sociedades de Sexología y la Dra. Dolores Ojeda, ginecóloga.

La feminidad a los 50 centró la charla de la Dra. Inma González, quien empezó afirmando que en la medicina del siglo XXI se ha creado un nuevo paradigma en el que las pacientes participan en su proceso de salud. La posición médico-paciente se ha acercado y las nuevas tecnologías han tenido un papel muy relevante en ello. Se está llevando a cabo un trabajo en red en el que la información circula de forma transparente y el paciente es quien toma la última decisión.

Según la Dra. González, este empoderamiento del paciente ha cambiado su manera de relacionarse con el profesional sanitario, pero no solo eso, sino también la formación que se les requiere a los médicos. Ahora deben formarse en management, medios digitales, etc.

Todo el nuevo arsenal terapéutico digital aporta información y datos muy relevantes para las pacientes que, conectadas en redes e informadas, ahora, participan activamente en su proceso de curación seleccionando al médico y el tratamiento.

En otro orden de cosas, la Dra. González también remarcó la necesidad de practicar una medicina empática, que haga que el paciente se sienta como una persona, no como un enfermo. El objetivo siempre ha de ser conseguir la salud emocional del paciente y normalizar la enfermedad dentro de su entorno social.

Por lo que respecta a la feminidad a los 50, señaló que en esa etapa se vive un dilema que confronta el cómo articular la vida moderna, con sus constantes exigencias, con la necesidad de conservar la salud. Y añadió que era necesario conseguir la salud emocional, ya que sin ella no era posible la salud física. Además, remarcó como principales problemáticas de esa etapa vital la menopausia y los trastornos del sueño debidos a los cambios constantes que se producen en el cerebro de la mujer.

La Dra. Francisca Molero fue la encarga de la segunda ponencia de la mesa redonda. Empezó su disertación dedicada a la sexualidad afectiva afirmando que la negociación de la intimidad es lo que ha permitido a la mujer salir al exterior.

La sexualidad, continuó la Dra. Molero, continúa siendo muy desconocida a nivel empírico, sobre todo la femenina. La parte sensorial es la más deficitaria, debido a que algunos sentidos están hiper estimulados, lo que provoca falta de deseo o de imaginación.

Según la Dra., la sexualidad es un aspecto fundamental del desarrollo de la persona. Cada sociedad determina sus modelos de intimidad, el marco normativo que regula el comportamiento sexual. En este sentido, es necesario un modelo de sexualidad positiva basado en ofrecer información científica y afectiva que valore la diversidad y la autonomía.

La Dra. Molero también quiso dedicar un espacio a reivindicar la necesidad de tener conciencia genital, ya que el cuidado genital implica confort.

En último lugar, la Dra. Dolores Ojeda definió la salud íntima –  vaginal o vulvo-vaginal – como el adecuado mantenimiento de las condiciones fisiológicas de la vulva y la vagina acordes a cada etapa de la mujer y del ecosistema vaginal. En este sentido, los estrógenos cobran una gran importancia, ya que, a partir de los 35 años van decreciendo y el organismo lo nota enormemente.

La Dra. Ojeda dedicó unos minutos señalar que la vacuna del papiloma humano no había sido tratada adecuadamente por parte de los profesionales, quienes no informaron sobre ella como se debía, y que es la única que previene un cáncer.

Volviendo a los estrógenos, la Dra. afirmó que las mujeres vivirán más de un tercio de su vida en situación de déficit estrogénico, una de las situaciones que más afectan al ecosistema vaginal. A pesar de que más de un 40% de mujeres sufren de forma moderada o grave los efectos de esta alteración, todavía existen muchas barreras para el diagnóstico, una de ellas: la doble coalición del silencio. Ni los médicos preguntan, ni las mujeres responden. Solo una de cada cinco mujeres acude a consulta motu proprio por estas patologías.

Finalmente, la Dra. Ojeda explicó que los antibióticos, las alteraciones del sistema inmunitario, una diabetes mal controlada, un aumento de calor-humedad o las relaciones sexuales sin protección también son situaciones que alteran el ecosistema vaginal.

Experiencias compartidas en la gestión de emociones

La mesa Experiencias Compartidas en la Gestión de las Emociones del Women 360º Congress contó con la participación de numerosas empresarias y directivas de referencias. En ella participaron Anna Mercadé, directora de ODEE de la Cambra de Comerç de Barcelona y presidenta de la Asociación 50a50;  Elena Faba, presidenta del Círculo Mujeres De Negocios; Helena Torras, socia de EJE&CON y CEO de B-Wom; Mª Ángeles Tejada, Presidenta Comisión de RRLL y RRHH de Foment, miembro Comité Ejecutivo Foment y Vocal CEOE y la María Teixidor, presidenta del Grup Edelmira Calvetó. Vicesecretaria Junta Directiva F.C. Barcelona.

La mesa empezó planteando una pregunta común a todas las ponentes: ¿cómo se gestionan las emociones en las empresas y si las emociones tienen connotaciones de género?

Mercadé afirmó que, hoy por hoy, las empresas están gestionadas por hombres y que el cerebro masculino y el femenino son distintos – mientras que el primero está organizado en pequeñas cajitas no relacionadas entre ellas, el segundo se organiza mediante grandes autopistas interconectadas -. Las mujeres disponen de neuronas espejo que les permiten mirar a las personas y ver qué están sintiendo. Finalmente, Anna Mercadé afirmó que, hoy en día, en las escuelas de negocios se está empezando a enseñar cómo dirigir en femenino, de forma transformacional.

A la misma pregunta, Elena Faba respondió que las mujeres estamos dotadas para gestionar las emociones. Actualmente, vamos hacia un entorno laboral más femenino, que tiene en cuenta esa gestión. Este cambio hace que sea un momento de oportunidad para las mujeres porque ya están acostumbradas a este tipo de gestión. Faba afirmó: “cada una de nosotras somos una empresa y si queremos conocer realmente el éxito de nuestra empresa, debemos persuadir y atender el aspecto de la felicidad, la nuestra propia y de nuestro entorno”.

Helena Torras, por su parte afirmó que, hasta ahora, era el salario económico el más valorado, pero que se estaba empezando a valorar más el emocional. Para Torras, es un tema generacional. Estamos en un momento de transformación, que es una oportunidad para la mujer porque tiene una inteligencia emocional más desarrollada.

Para Mª Ángeles Tejada estamos en un momento especialmente interesante. La tecnología está transformando la sociedad y la empresa y eso pude dar a las mujeres nuevas oportunidades. Falta una diversidad de talento y tenemos una oportunidad magnífica. Según Tejada: “Tenemos talentos y capacidades distintas y complementarias a las de los hombres. Nosotras hemos empezado a inculcar en la empresa que hay otra forma de gestionar los equipos. Aportamos algo muy diferente a los hombres”.

Finalmente, María Teixidor respondió a la pregunta indicando que lo que toca en un entorno volátil es que las inteligencias diferentes que aportan las mujeres conecten todo lo que se ha desconectado.