El pasado 23 de enero, tuvo lugar nuestra primera Cena Health-Network del año, una ocasión para conceder a nuestra salud un cuidado holístico, personalizado y preventivo con la medicina integrativa de la mano de dos grandes referentes, el Dr. Pere Gascón, Director Médico de la Clínica Omega Zeta y eminente oncólogo y referente internacional en oncología integrativa; y la Dra. Asunción Peiré, Doctora en Medicina y Cirugía, farmacóloga pediátrica en el Institut Català de la Salut y Vicedirectora Médica de la Clínica Omega Zeta.

Rosa Cuscó, creadora e impulsora del Women 360º Congress, inauguró el encuentro con unas palabras de bienvenida y agradecimiento a los/as participantes, marcas y partners por seguir apoyando su proyecto desde el 2014. Una nueva etapa que inicia con muchísima ilusión y un nuevo equipo comprometido con la honestidad y la excelencia en la promoción de la salud y el bienestar de la mujer directiva y empresaria.

El evento se celebró en el emblemático restaurante Windsor de Barcelona, que ofreció a nuestros/as invitadas una velada excepcional con unos platos deliciosos y un ambiente agradable y distendido. También contamos con la participación de la Clínica Omega Zeta, centro médico referente en medicina integrativa, patrocinador oficial; y como invitado especial, su fundador y presidente, D. Carlos Fradera Pellicer.

La primera intervención corrió a cargo del Dr. Pere Gascón, quien nos presentó la “Unidad de la Mujer” de la Clínica Omega Zeta destacando su amplia gama de servicios médicos específicos para el público femenino, su equipo multidisciplinar y el trato individualizado, así como la innovadora tecnología de diagnóstico y tratamiento que ofrecen a sus pacientes desde una visión holística e integral.

La Dra. Asunción Peiré impartió su ponencia sobre “Antioxidación y Envejecimiento” dando respuesta a una cuestión que nos preocupa, el daño oxidativo de nuestras células y la importancia de concienciar sobre su prevención. “La contaminación ambiental, las radiaciones ionizantes, los teléfonos móviles, la falta de sueño sumado al estrés… nos oxidan”. Además, afirma que cierto grado de presencia de radicales libres (como el óxido nítrico -con funciones vasodilatadoras- o el peróxido de hidrógeno, entre otros) es necesario; sin embargo, un exceso de radicales libres en nuestro organismo provoca daños sobre las estructuras biológicas, envejecimiento prematuro y la aparición de enfermedades crónicas diversas: “estamos viendo enfermedades que hace 20 años que no veíamos: cáncer en edades muy tempranas, síndrome de sensibilidad central, fatiga crónica…”

“La suplementación no es un capricho, es una necesidad del siglo XIX”

La Dra. Peiré nos ofreció alternativas para combatir y minimizar el exceso contra el estrés oxidativo. Una de sus recomendaciones fue la suplementación para combatir las carencias que puedan tener nuestras células y ayudar a su correcto funcionamiento. Entre otras razones, porque incluso si siguiéramos una dieta óptima, la presencia de ciertos nutrientes y minerales en la misma podría resultar insuficience debido al empobrecimiento actual de los suelos agrícolas. “Es necesario suplementar la dieta equilibrada con nutrición ortomolecular ” para corregir los desequilibrios moleculares del sistema gracias a la absorción eficaz y efectiva de vitaminas, minerales, aminoácidos esenciales y antioxidantes naturales”.

 

“Los hongos son una fuente de medicamentos naturales contra el paso del tiempo y la oxidación celular”

Según la Dra. Asunción Peiré, “los hongos son seres vivos inteligentes, cuando enferman desarrollan mecanismos de defensa que les permiten sobrevivir a las condiciones más adversas, son capaces de desarrollar substancias que les permiten adaptarse a las condiciones del medio y nosotros aprovechamos estas propiedades terapéuticas”. Precisamente la micoterapia consiste en la aplicación terapéutica de extractos derivados de los hongos con finalidad médica en tratamientos preventivos o integrativos, ya que actúan como importantes regeneradores y re-equilibrantes del bienestar tanto en personas que padecen alguna patología como en personas sanas.

 

“La mayoría de enfermedades incorporan algún trastorno asociado a una disfunción de la microcirculación sanguínea”

Uno de los momentos que más sorprendió a los/as invitados fue una proyección visual sobre las mejorías de la microcirculación sanguínea con la terapia físico- vascular BEMER, que reactiva la circulación sanguínea en la red microvascular, facilitando el aporte adecuado de oxígeno y nutrientes a todas las células del organismo, así como contribuyendo también a la eliminación de los desechos del metabolismo celular. Clínica Omega Zeta es pionera en la integración de esta tecnología en muchas de sus terapias.

Por último, la Dra. Peiré destacó los beneficios del agua hidrogenada en la prevención y tratamiento de multitud de dolencias por su poder antioxidante, neutralizador del exceso de los radicales libres más nocivos (hidroxilo y peroxinitrito), su notable capacidad y antiinflamatoria, así como sus propiedades neuroprotectoraso.

Tras las ponencias, tomaron la palabra nuestros/as participantes en la ronda de presentaciones, imprescindible en las Cenas Health Network para establecer sinergias y compartir experiencias. También, Antonio Casado, director de innovación de la Clínica Omega Zeta, nos ofreció una demostración sobre el funcionamiento del hidrogenador de agua portátil “Paino”, que en virtud de un proceso de hidrólisis en el que se separan los diferentes componentes de la molécula de agua, reinyectando en ésta únicamente el hidrógeno (H2), transforma el agua mineral en agua hidrogenada con gran capacidad antioxidante en sólo 53 minutos, lo cual contribuye a neutralizar el exceso de radicales libres y consiguiente estrés oxidativo.

Finalmente, por gentileza de la Clínica Omega Zeta, se realizó un sorteo de un bono de sesiones de la Terapia BEMER. Asimismo, se sorteó entre las participantes 3 unidades de un spray hidrogenador para uso tópico, indicado éste último para contribuir a la prevención de la aparición de arrugas de expresión en el rostro en virtud de su poder antioxidante como también como eficaz hidratante facial. Ambos dispositivos están disponibles en la Clínica Omega Zeta tanto para tratamientos como para su adquisición por parte de cualquier persona interesada.

En definitiva, disfrutamos de una velada memorable en la que se crearon espacios de diálogo, intercambio de conocimiento y networking de excelencia gracias a todas los/as profesionales que lo hicieron posible. ¡Hasta la próxima!